Wednesday, March 05, 2008

crujidero

lejos y la percusión de los terrones/del libro y del aire
la misma que oí en los dibujos/antes de la cicatriz
tiene el mismo olor cristalino/el escorial tiene espadas de coco
que suenan a hojas secas/porque es normal
la ronda mediterránea/desbordándose
cerca y el encierro en las guaridas/de la hiel y del ratón
el mismo que se refleja en las fotos/después de la cicatriz
tiene el mismo olor a erupción/la casa no es un hotel/son varias
rondas de aluviones de hojas fruncidas/desmenuzándose

(este poema fue publicado en la nueva edición de la revista ventizca, marzo 2008. gracias a guadalupe wernicke!)

4 comments:

martínmaigua said...

impresionante texto!! llegué a este espacio por esa suerte causal llamada blogroll. quiero dejarte mi saludo y es probable que siga visitándote, poeta.

martínmaigua said...

claris, también gracias a vos por andar en TANTO MUNDO. soy de salta pero vivo en córdoba. ¿así que lo escribiste acá? ¿venis seguido? te dejo un beso y que se repitan nuestras mutuas visitas.

mercedes sáenz said...

Este también me encanta! ¿No hay posibilidad de que escribas más seguido? Sería un palcer leerte. Un abrazo. Merci

josé said...

Claris, comparto los conceptos precedente y a pesar de una forma distinta de mostrar mi pensamiento, lo tuyo es muy especial, me "da" algo en donde uno siente lo que moviliza, me entiendes?