Tuesday, September 30, 2008

verdad, era mente
hija de ingeniero
aunque no le gustara el sudoku
ni tantos números
pares
sentía que engordaban
como los besos tan redondos
o serenatas por ventanas
cibernéticas
window pains
levadura
genéticamente alterada
no se deja sobando
tanto como se solía
hay que aprender
que estamos
en otro milenio

3 comments:

mercedes sáenz said...

Clari: Decididamente me gusta tu forma de hacer poesía. El juego con las palabras me mata. Su sonido, el tono que imagino. Sucede también con las canciones. Un abrazo, Merci

josé said...

vine desde Mercedes, amiga del alma, me encontré con esta forma distinta de decir cosas y me atrapó, deberé visitarte seguido para enganchar con tu estilo, mi afecto.

Anonymous said...

La mente, el ingeniero y la levadura sobándose...yo creo que tu escritura es fuerte, que a pesar de que la poesía es así, un decir nacido desde las entrañas, tu mente la maneja bien, la conduce y logra una voz personal y única. Me gusta, Clara, me gusta cada vez más. Debo leerla de una manera objetiva y alejarme de nuestra relación, porque sino no puedo criticarla, sólo se me nubla tu palabra y ni qué hablar de su contenido. Te quiero, tu mamá.