Sunday, June 13, 2010

la noche ya no podría abrirse más
que un descanso
parecido a escalones
y el perfume de mis mariposas
las negras
secuelas de insectos menos apagados
y adhesivos
naturalmente pegajosos
como la niebla ahí
en la más solitaria oscuridad
donde brillo
igual que la podredumbre
y los cactus
me siento
para levantarme

2 comments:

Jorge Ampuero said...

Digerible. A veces somos como el interior de cada insecto versado.

Saludos...

Claris said...

Muchas gracias por el comentario, Jorge!